LUKOTES

Caldo de pollo para perros: beneficios y receta


El caldo de pollo para perros está de moda entre los amantes de los perros y los nutricionistas. En Lukotes, te contaremos, exactamente por qué es bueno, sus beneficios, o cómo prepararlo en casa.
Añadir caldo de pollo a la dieta de un perro, independientemente de su edad o raza puede ser muy beneficioso, siempre que tu perro no sea alérgico al pollo. Pero ¡ojo!, no vale cualquier caldo, si estás pensando en comprarle caldo preparado en el super, no te lo aconsejamos: no son tan saludables para tu peludo e incluso algunos pueden contener ingredientes no aptos para ellos.

Así que, la mejor manera de asegurarnos un caldo saludable y beneficioso para nuestro perro es prepararlo nosotros mismos.

Beneficios del caldo de pollo para perros

Contiene minerales beneficiosos: calcio, magnesio, fósforo, silicio y muchos otros nutrientes que promueven la salud. Estos minerales son muy beneficiosos para ellos.

Estupendo para las articulaciones: El caldo de pollo se hace con huesos y cartílagos por lo que tiene un alto contenido en colágeno, glucosamina y condroitina. Estos son componentes que favorecen la salud articular de nuestros perros. Previenen enfermedades articulares como la artrosis y, si el perro ya la padece, alivian los síntomas.

Desintoxicación: El caldo contiene aminoácidos desintoxicantes y promotores de la salud, incluida la glicina. La glicina es un aminoácido que ayuda a desintoxicar los riñones y el hígado de un perro. Por lo tanto, permitirán a estos órganos trabajar mejor y en consecuencia mantener saludable el resto del cuerpo.

Alivio del malestar estomacal: El caldo de pollo es un alimento muy relajante, ayudar a evitar que el estómago de un perro se inflame además de tener muchos ingredientes desintoxicantes que pueden ayudar a un perro a superar un problema digestivo a corto plazo, de manera rápida y saludable. En perros con Síndrome de estómago permeable ayuda a mejorar la condición del perro gracias a la glicina.

Perro con estómago sensible: El caldo es uno de los alimentos que no sentará mal a perros con estómagos sensibles, es una buena opción para ellos.

¿Cómo preparamos caldo para perros?

Colocamos en una olla pollo, huesos de pollo, patas de pollo, médula de vacuno o huesos que contengan articulaciones. Estos los podemos encontrar en cualquier carnicería a unos precios muy asequibles. Pero si ponemos, por ejemplo, patas de pollo o huesos que contengan articulaciones aseguraremos el contenido de glucosamina y condroitina en nuestros caldo. Si pones el pollo entero, ponlo con todos sus órganos.

Añade agua hasta cubrir todos los ingredientes y 3 o 4 cucharadas de vinagre de manzana (éste es importante para extraer los minerales y nutrientes de los huesos y dejarlos en el caldo). NO AÑADIR SAL

Ponlo a fuego alto durante una hora, después mantenlo durante tres o cuatro horas a fuego lento.

Cuela el caldo resultante de los huesos, pollo, etc. Nunca des a tu perro huesos cocinados ya que se astillan y pueden causarle serios problemas si los come. Puedes añadirle verduras permitidas para perros una vez el caldo esté cocinado.

Deja que se enfríe en la nevera unas horas y verás que se ha formado una capa de grasa en la parte superior; quítala con una cuchara. ¡Ya tenemos listo nuestro caldo!. Lo puedes guardar en la nevera alrededor de tres días y en el congelador hasta un año, así que si tienes espacio puedes cocinar bastante e ir sacando de vez en cuando.


RECUERDA: ¡No le compres caldo de pollo preparado y no le añadas sal cuando lo cocines tú!

Cuéntanos, ¿qué te ha parecido? ¿ya le habías cocinado antes a tu perro caldo de pollo?


2 comentarios para "Caldo de pollo para perros: beneficios y receta"

#1421 Wayra el (23-12-2019 12:45:32)
Hola, porque quitarle la grasa que se forma arriba? Si no tienen problemas de obesidad, la grasa es beneficiosa en la dieta de perro, no? Gracias
#1422 LUKOTES el (23-12-2019 13:35:29)
Hola Wayra, efectivamente la grasa es beneficiosa para ellos. Lo que ocurre en este caso es que hablamos de un caldo que, no es su base de alimentación por lo que, consideramos que si en su alimentación base ya consume la cantidad de grasa que le corresponde, sería mejor quitar este aporte extra.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
1
×
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?