LUKOTES

Sobre perros y lobos: un perro es un perro y un lobo es un lobo

Es cierto que los perros descienden de los lobos pero, ya no son como sus ancestros carnívoros, han evolucionado. Aún así, existe una idea errónea de que los perros deben clasificarse como "carnívoros".


¿Debe ser un perro alimentado como se alimenta el lobo? La respuesta es no. El sistema digestivo de un perro ha evolucionado de manera que puede incluir en su dieta vegetales y carbohidratos.

Es cierto que el perro y el lobo comparten un ADN casi idéntico. También nosotros lo compartimos con los chimpancés. ¿Nos alimentamos como los chimpancés? No.

Del lobo al perro

Hace alrededor de 30-40,000 años algunos lobos comenzaron a acercarse a los asentamientos humanos atraídos por los restos de comida. Sin saberlo, los lobos comenzaron a incorporar materias de origen vegetal en su dieta.

Como resultado del aumento de la domesticación, los sistemas fisiológicos de los lobos-ahora-perros se adaptaron a una dieta variada, rica en alimentos de origen animal y vegetal. Durante decenas de miles de años, estas adaptaciones junto con otras divergencias genéticas (incluidos cerebros más pequeños), dieron como resultado el perro doméstico tal como lo conocemos hoy.

Sí, el perro desciende del lobo pero, el perro no es un lobo.

Diferencias genéticas

El cambio de lobo a mascota familiar involucró algo más que la capacidad de llevarse bien con las personas, dice el genetista evolutivo Erik Axelsson de la Universidad de Uppsala en Suecia. Él y sus colegas llevaron a cabo un estudio en el que se comparó el ADN del perro y del lobo para saber qué genes fueron importantes para la domesticación.

La investigación muestra que los genes de un perro difieren de los de un lobo en 2 formas principales: personalidad (pienss en el temperamento de un lobo en comparación con un labrador) y la capacidad de digerir los carbohidratos. Estas diferencias tienen sentido desde un punto de vista evolutivo: los perros domésticos tuvieron que cambiar su comportamiento para vivir junto a los humanos, y sus sistemas digestivos tuvieron que adaptarse a una dieta baja en proteínas y basada en carbohidratos.

Los alimentos comerciales para mascotas a base de carne solo han existido durante los últimos 100 años. Durante la mayor parte de la evolución del perro doméstico, su comida ha sido los restos de las comidas de los humanos: cereales, pan, huesos, órganos y ocasionalmente caza.

Pero, ¿cómo digiere tu mejor amigo los carbohidratos?

Los perros tienen una mayor expresión génica para la amilasa pancreática (AMY2B), una enzima digestiva que descompone el almidón en el intestino delgado. Los lobos tienen solo 2 copias del gen AMY2B, lo que limita su capacidad para digerir el almidón. Los perros, sin embargo, tienen más copias del gen de la amilasa (4-30, el número varía entre las razas, pero el promedio es de 15 copias). Como resultado, este gen es muy activo en los perros domésticos, lo que les permite digerir eficazmente los alimentos con almidón.

Se han llevado a cabo diversos estudios para determinar la digestibilidad de almidones provenientes de carbohidratos en perros. En 1999, Murray et al. y su equipo investigaron la digestibilidad del almidón del maíz, la cebada, la patata, el arroz, el sorgo y el trigo; la digestibilidad para todas estas fuentes fue superior al 99%. En 2015, Bazolli et al. encontró resultados similares al observar el arroz, el maíz y el sorgo en perros. Por último, Carciofi et al. (2008) investigó la digestibilidad de la harina de yuca (tapioca), arroz de cerveza, maíz, sorgo, guisantes o lentejas en perros; en todos los estudios, la digestibilidad del almidón fue superior al 98%.

Diferencias de comportamiento

Las diferencias de comportamiento también son interesantes:
  • Los perros han evolucionado para vincularse con los humanos. No hay necesidad de ser el "alfa", ya que los perros responden mucho mejor al amor, las golosinas y el refuerzo positivo para un buen comportamiento.
  • Los lobos son inteligentes, incluso astutos. Los perros no son tan inteligentes, y el tamaño de su cerebro en comparación con el tamaño del cuerpo es más pequeño que el del lobo.
  • Los lobos son mucho mejores cazadores que los perros. En las raras ocasiones en que cazan, los perros cazan como individuos, no en manadas como los lobos.

Estos desarrollos evolutivos han dado forma a nuestros mejores amigos tal como los conocemos hoy.

Alimentación con o sin cereales

La clave no está en alimentar a nuestro perro con cereales o sin ellos; la clave está en la cantidad de carbohidratos (cereales o no cereales) que contiene su alimento: no podemos alimentarlo con un pienso cuyo contenido en carbohidrato sea el principal ingrediente (da igual que sea en forma de cereal o en forma de patata, guisante etc.). Todo en su medida justa.

En LUKOTES contamos con alimentación para perros con y sin cereales, con una cantidad adecuada de carne y de carbohidrato.


¿Cómo alimentas a tu mejor amigo? Déjanos tu comentario.

¿Tienes dudas? Contáctanos.


Referencias

Axelsson et al. 2013. The genomic signature of dog domestication reveals adaptation to a starch rich diet. Nature, 495:360-364.
Bazolli et al. 2015. Effect of the particle size of maize, rice and sorghum in extruded diets for dogs on starch gelatinization, digestibility and the fecal concentration of fermentation products. J. Anim. Sci. 93:2956–2966.
Carciofi et al. 2008. Effects of six carbohydrate sources on dog diet digestibility and post-prandial glucose and insulin response. J. Anim. Phys. and Anim. Nutr. 92 (2008) 326–336.
Murray et al. 1999. Evaluation of selected high-starch flours as ingredients in canine diets. J. Anim. Sci. 77:2180-2186.

No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

×
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?