LUKOTES

Insuficiencia renal en perros

La insuficiencia renal en perros, también llamada nefropatía, es un problema muy común en perros y gatos y cuyo riesgo aumenta en perros mayores. Es un proceso en el cual hay una pérdida de tejido renal funcional.


La insuficiencia renal presenta dos tipos: IRA o insuficiencia renal aguda y ERC / IRC o enfermedad renal crónica. Tanto la causa de la enfermedad como el tiempo transcurrido hasta su diagnóstico y tratamiento contribuyen a la duración de la supervivencia de estos animales, lo cual hace de vital importancia la detección temprana de la enfermedad.

Se ha demostrado que un tratamiento dietético adecuado puede mejorar significativamente la calidad de vida y esperanza de vida de los perros afectados.

Causas

Cualquier enfermedad que afecte a los riñones del perro puede hacer que fallen. Por ejemplo:

Enfermedades congénitas

Aquí entran enfermedades hereditarias, la aparición de quistes o incluso la condición de que el perro haya nacido con 1 riñón.

Enfermedades dentales

Cuando el perro tiene una enfermedad dental aguda, las bacterias se acumulan en los dientes y encías, de aquí pasan al torrente sanguíneo para atacar múltiples órganos, causando daños irreversibles a los riñones, junto con el hígado y el corazón.

Infecciones bacterianas

Beber o nadar en agua contaminada es un peligro, ya que el sistema se vuelve susceptible a infecciones bacterianas, incluida la leptospirosis. Esto puede provocar la muerte de células renales.

Toxicosis

Esto puede suceder si tu perro ha ingerido veneno (incluidas sustancias o alimentos que son tóxicos para él).

Degeneración por la edad del perro

A medida que el perro envejece las células de los riñones pueden descomponerse, lo cual puede derivar en una enfermedad renal.

Síntoma de fallo renal en perros

  • Letargo
  • Pérdida de peso significativa
  • Encías pálidas
  • Aliento que huele como a productos químicos
  • Pérdida de apetito
  • Vómitos
  • Aumento o disminución de la ingesta de agua
  • Aumento o disminución de la orina
  • Movimientos descoordinados o torpes
  • Sangre en la orina

Tratamiento y alimentación

En la insuficiencia renal aguda se puede presentar repentinamente como una enfermedad grave y puede requerir tratamiento en cuidados intensivos en un hospital.

Los casos más leves pueden tratarse con antibióticos, líquidos y medicamentos de forma ambulatoria. Aunque cara, la diálisis también puede ser eficaz.

El tratamiento dietético en perros con insuficiencia renal crónica es muy importante para retrasar la progresión de la enfermedad:

  • AGUA: El consumo de agua es muy importante para evitar la deshidratación y para compensar la dilución en la orina. Para aumentar su consumo se puede administrar alimento húmedo o pulverizar agua en el alimento seco.
  • GRASAS: La complementación de la dieta con ácidos grasos Omega 3 como el aceite de salmón para perros es muy beneficiosa para perros con insuficiencia renal.
  • PROTEÍNAS: Se recomienda una dieta rica en proteínas de alta calidad, es decir, muy digestible y con aminoácido esenciales.
  • FÓSFORO: Se recomienda su disminución en la dieta ya que puede acelerar el proceso de la enfermedad. Si consultas las etiquetas del alimento de tu perro, su contenido debe ser menor al 0,60 %.

En definitiva, se recomienda una alimentación para perros con proteína moderada pero de muy alta calidad, baja en fósforo y complementada con aceite de salmón y coenzima Q10.

Este artículo es informativo, sólo un veterinario puede diagnosticar y tratar enfermedades. Si tu perro presenta síntomas debe acudir a su veterinario.

No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

×
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?