LUKOTES

¿Un poco de sol para tu perro o tu gato?

Al igual que para nosotros, para nuestros peludos tomar el sol es, además de un placer, necesario para algunas de sus funciones vitales. Por supuesto, siempre, con moderación y teniendo en cuenta el tipo de pelo de nuestro perro o gato .. ¿Obtiene tu perro o tu gato el sol que necesita?

El sol es una de la influencias más importantes para la vida en nuestro planeta. Los patrones de exposición natural a la luz solar que afectan a nuestros perros (y a nosotros) controlan los biorritmos más profundos e importantes de nuestro cuerpo. Todos los mamíferos que están activos durante el día son muy sensibles al sol y necesitan estar expuestos a la luz solar para mantenerse sanos.


¿Por qué es tan importante que tu peludo tome el sol?

  • Ritmo circadiano y melatonina:

La luz solar que aterriza en la piel de tu peludo y en sus ojos desencadena todo tipo de vías metabólicas importantes. Lo más importante es que la luz solar que llega a la parte posterior del ojo (la retina) y la piel a primera hora de la mañana tienen un impacto masivo en el control del ritmo circadiano (patrones de cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario) de tu peludo. Células especiales, sensibles a la luz, en el ojo actúan a través del hipotálamo (en el cerebro) para regular el ritmo circadiano a través de las hormonas. La melatonina es la hormona más importante que regula un ritmo circadiano saludable. Los niveles de melatonina aumentan a última hora de la tarde y la noche debido a la influencia de la oscuridad, y hacen que tu peludo tenga sueño, listo para dormir.

Un ritmo circadiano saludable es de vital importancia para mantener una buena salud; controla los patrones de actividad de las ondas cerebrales, la producción de hormonas, la regeneración celular y muchas otras actividades biológicas / bioquímicas durante el ciclo día / noche. La interrupción del ritmo circadiano con el tiempo puede conducir a muchas enfermedades crónicas. Este ritmo es muy sensible y es fácilmente interrumpido por la luz artificial. No solo tu perro necesita exponerse a la luz solar directa tanto como sea posible, sino que también debe minimizar la exposición a la luz artificial. La iluminación artificial tiene altos niveles de luz azul, que disminuye los niveles de melatonina, y la luz artificial que más luz azul tiene es el LED. La iluminación fluorescente es igualmente mala. Tanto la iluminación LED como la fluorescente suprimen la melatonina en un 80 por ciento. Las bombillas incandescentes suprimen la melatonina en un 40 por ciento. Una vela solo suprime la melatonina en un dos por ciento.

  • Vitamina D:

Los gatos y los perros adquieren vitamina D como nutriente de la luz solar UVB. A diferencia de los humanos y los reptiles, los gatos y los perros no producen vitamina D en la piel. Cuando los rayos UVB tocan el pelaje de un animal, los aceites en el pelaje se activan para producir vitamina D. Así que la consumen cuando se lamen.

Esta vitamina liposoluble favorece la absorción de calcio y fósforo, por lo que ayuda en el desarrollo de los huesos de nuestro peludo y evita la aparición de enfermedades relacionadas con el sistema óseo, como la osteoporosis.

La vitamina D es fundamental también para el desarrollo de la musculatura del animal, favoreciendo el sistema nervioso e impulsando las contracciones musculares, lo cual beneficia especialmente a razas de perro corpulentas. Además, esta vitamina es beneficiosa para el sistema inmunitario del animal.

  • Serotonina:

La exposición directa al sol favorece la producción de serotonina, una sustancia que en la sangre se comporta como una hormona y que en el cerebro actúa como neurotransmisor. Entre sus cualidades está la de regular los estados de ánimo por lo que mantiene a tu perro o gato estables.


¿Cuándo es el mejor momento para que nuestros peludos tomen el sol?

Lo ideal es que tu peludo esté expuesto a la luz solar directa en las primeras horas del día, luego a la mitad del día y al final de la tarde o al atardecer. Los perros (y todos los mamíferos) han evolucionado viviendo en el exterior. Necesitan la luz solar para mantenerse sanos.


Algunos aspectos a tener en cuenta

  • Toda exposición al sol debe hacerse con sentido común, tanto por nosotros como por nuestros peludos. No debemos dejarles por tiempos muy prolongados al sol, especialmente en verano y en las horas centrales del día.
  • Deben disponer siempre de agua limpia y fresca.
  • Debemos tener en cuenta la raza del animal. Algunos perros, por ejemplo, soportan menos el sol que otros debido a sus diferentes pelajes. Un perro de pelo blanco, corto o muy corto es más propenso a quemarse, a sufrir una insolación etc.. por lo que debemos tener esto en cuenta en relación a duración de exposición, hora del día...
  • En épocas de calor es conveniente humedecer sus cabecitas.


En definitiva, el sol es una fuente natural de algunas sustancias muy beneficiosas para nuestros peludos, que debe ser tomado con sentido común y algunas precauciones y que además, ¡les encanta!.







Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
1
×
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?