LUKOTES

Cosas que no sabías sobre los gatos...

Los gatos son una de las mascotas más populares en los países occidentales, por supuesto compitiendo con los perros. Pero a pesar de que muchos de nosotros tenemos un gato (o varios gatos), todavía hay algo misterioso acerca de esas pequeñas criaturas peludas, ¿no es así? Son animales bastante solitarios, que pueden quedarse solos sin quejarse, pero a la vez son muy cariñosos cuando nos saludan. Lo que te contamos sobre ellos a continuación seguramente te sorprenderá...


  • MATAR A UN GATO EN EL ANTIGUO EJIPTO ERA CASTIGADO CON LA MUERTE: Es bien sabido que los antiguos egipcios adoraban a los gatos. En realidad adoraban a una diosa llamada Bastet, que tenía la capacidad de transformarse en un gato y que a menudo se la representa como mitad gato, mitad mujer. Creían que los gatos eran mágicos y traían buena suerte a sus dueños. Los antiguos egipcios vestían a los gatos con joyas, les daban golosinas especiales e incluso los momificaban (igual que a los humanos) cuando fallecían. De hecho, tenían tanto respeto por los gatos que había leyes estrictas que los protegían. Si alguien mataba o hería a un gato (ya fuera por accidente o intencionalmente), podría ser condenado a muerte como castigo.
  • LOS GATOS DUERMEN EL 70% DE SU VIDA: Si tienes un gato, probablemente sabrás que duerme mucho tiempo. ¡Los gatos en realidad pasan hasta 16 horas al día durmiendo! Eso es el 70% de sus vidas ¿Por qué? Bueno, tiene que ver con su trasfondo genético. En la naturaleza, los gatos son depredadores que necesitan perseguir a sus presas si quieren comer. Esto normalmente consume mucha energía. Por lo tanto, han evolucionado para dormir y ahorrar fuerza para su caza. Su dieta, que consiste en proteínas, también hace que no tengan que dedicar mucho tiempo a pastar o alimentarse como hacen otros animales. Aunque los gatos domésticos ya no necesitan cazar, su programación genética en este aspecto ha permanecido igual.
  • LOS GATOS NO BEBEN LECHE: La mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa, lo que significa que no tienen las enzimas necesarias para digerir la lactosa (el azúcar que se encuentra en la leche). Cuando un gato bebe leche, la lactosa no digerida termina fermentando, causando malestar estomacal y diarrea. Los gatitos pueden digerir la leche hasta que son destetados. Alrededor de las ocho semanas de edad, pierden la enzima que les permite digerir la lactosa.
  • LOS GATOS NO DISTINGUEN EL SABOR DULCE: La mayoría de los mamíferos tienen receptores de sabor en su lengua que les permiten distinguir diferentes sabores. Los seres humanos tienen cinco tipos diferentes de receptores: agrio, amargo, dulce, umami (carnoso) y salado. El receptor dulce está codificado por dos genes, Tas1r2 y Tas1r3. Todos los gatos (desde gatos salvajes hasta gatos domésticos) carecen de los pares de bases de los aminoácidos (que son como bloques de construcción) que forman el gen Tas1r2. Como tales, no pueden degustar los dulces de la misma manera que nosotros. Sin embargo, pueden ser capaces de degustar cosas que nosotros no podemos, como el trifosfato de adenosina (ATP), el compuesto que proporciona energía en las células. Es una señal para la carne.
  • SU CEREBRO ES MÁS COMPLEJO DE LO QUE IMAGINAS: Cuando pensamos en mascotas, muchas personas estarían de acuerdo en que los perros son muy inteligentes. Después de todo, ayudan a los agentes de policía a rastrear a las personas, detectar cáncer y pueden aprender muchos comandos. Pero, los amantes de los gatos estarán orgullosos de saber que el cerebro de un gato es en realidad más complejo que el cerebro de un perro. Los gatos tienen cerebros muy pequeños, que representan solo el 0,9 por ciento de su masa corporal, pero están muy plegados y la estructura es 90% similar a la nuestra. En realidad, los gatos tienen más neuronas que los perros y su corteza cerebral, en particular, es más compleja que la de un perro. Los gatos también tienen muy buena memoria a corto plazo. Muchos de nosotros olvidamos la información que sabemos que no volveremos a usar en unos segundos, ¡pero la memoria a corto plazo de un gato dura aproximadamente 10 minutos!
  • LOS GATOS PUEDEN TENER MUCHOS DE LOS TRANSTORNOS QUE TENEMOS LOS HUMANOS: Puedes pensar que los animales tienen enfermedades y trastornos totalmente diferentes a las nuestras. Si bien es cierto que los gatos contraen algunas enfermedades que nosotros no tenemos y viceversa, hay algunas que tenemos en común. Hay más de 250 trastornos hereditarios que los gatos pueden padecer y uno de ellos es la retinitis pigmentosa, una enfermedad ocular que causa una pérdida severa de la visión, que puede conducir a la ceguera. Los gatos incluso tienen sus propias versiones del VIH y la enfermedad de Alzheimer. El virus de inmunodeficiencia felina (FIV, por sus siglas en inglés). Normalmente se transmite a través de las mordeduras de los gatos infectados. Además de éstas, los gatos también sufren de obesidad, hemofilia, paladar hendido y más.
  • SU RONRONEO ES MÁS ÚTIL DE LO QUE PIENSAS: Es posible que hayas notado que tu gato ronronea cuando está contento (como cuando los acaricias o cuando os acabáis de despertar de una siesta). Pero, los gatos también ronronean cuando están estresados o enfermos. Entonces, ¿cuál es exactamente el propósito del ronroneo, si hay uno? Los científicos han descubierto que el ronroneo de un gato suele estar en el rango de frecuencia de sonido de 25 a 150 Hertz, lo que en realidad puede promover la curación y mejorar la densidad ósea. Por lo tanto, el ronroneo puede ser una forma de estimular sus músculos y huesos sin gastar mucha energía.
  • LOS GATOS PUEDEN TENERNOS ALERGIA: Hemos oído hablar de personas que son alérgicas a los gatos, ¡pero tu gato también podría serlo a ti! Si tu gato tose con frecuencia, es posible que tenga asma. Y tú y tu estilo de vida podrían ser los culpables. Los gatos a menudo se mantienen dentro, lo que aumenta su exposición al polvo, el humo del cigarrillo, la caspa humana, el perfume y otros alérgenos o cosas que podrían irritar sus vías respiratorias, lo que lleva a la inflamación y el asma. Para evitar que se presente el asma, debes evitar fumar, usar aerosoles y arena para gatos que genere mucho polvo.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
1
×
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?