LUKOTES

¿Les gusta a los perros que les hablemos como a bebés?

La ciencia dice que sí, a los perros les gusta cuando les hablamos como a nuestros bebés.

Seguro que alguna vez te has escuchado hablando a tu perro como un bebé, la mayoría de personas hacemos esto sin darnos cuenta, ni pensar si lo hacemos porque a ellos les gusta o por nuestra propia satisfacción. Sin embargo, resulta que hablarles como a bebés tiene beneficios para ellos y para nosotros.

Hemos encontrado un estudio bastante sorprendente, llevado a cabo por la Universidad de York, sobre cómo los perros responden a nuestro tono infantil cuando lo utilizamos con ellos. El estudio revela que hablarle como a un bebé es beneficioso para ambas partes. Nosotros complacemos nuestro lado parental sin tener un hijo real y el perro se conecta emocionalmente con nosotros por periodos de tiempo más largos.

El estudio se publicó en la revista Animal Cognition. Se reclutaron 37 perros de York, Inglaterra. Ataron con correa a las mascotas y las llevaron a una habitación con dos personas, donde los animales escucharon dos tipos de conversación grabada: un tono normal de conversación y un "discurso dirigido al perro", una especie de charla de bebé con entonación exagerada y palabras relevantes para el perro, como "paseo".

El equipo midió cuánto tiempo pasaba el perro mirando a cada persona a medida que se reproducían las grabaciones, y cuánto tiempo pasaban los caninos con cada persona después de haber sido quitadas su correas. Los perros pasaron más tiempo mirando a la persona que usa el lenguaje dirigido a perros. Y eligieron en promedio pasar más tiempo con la persona que había estado produciendo este tipo de registro de conversación.

Investigaciones previas han encontrado que las conversaciones con los bebés y las conversaciones con perros son ligeramente diferentes; por ejemplo, las conversaciones con perros no tienen exageración de vocales. Esto tiene sentido, ya que no esperamos que los perros aprendan a decir vocales. Los dueños de loros, por otro lado, exageran las vocales cuando hablan con sus pájaros, algunos de los cuales pueden imitar el habla humana. "Esto sugiere que somos sensibles a la capacidad lingüística del animal o la persona con la que estamos hablando", dice el investigador. "Y es en gran parte inconsciente, las personas no se dan cuenta de que están haciendo algo diferente".

Para probar si los perros del estudio se estaban emocionando con palabras que conocían, como "caminar" o "paseo", los científicos también reprodujeron grabaciones con contenido y entonación que no coincidían. Por ejemplo, los caninos escucharon frases como "'Fui al cine anoche', dicho con la voz para perro" o "'Oh, eres un perro tan bueno, ¿quieres salir a caminar?'". dicho con voz plana y aburrida. Los perros no mostraron preferencia por ninguno de los dos tipos de discursos, lo que sugiere que los resultados del primer experimento no se debieron solo a palabras o tonos familiares, sino a la combinación de ambos.

"Quizás los perros usan la entonación para atender inicialmente el discurso, y luego reconocen si las palabras que estás usando están relacionadas con ellas o no", dice el investigador. Agrega que se necesita más investigación para ver si esta preferencia es innata o aprendida, o una combinación de ambas.Sería interesante probar si hormonas como la oxitocina, que facilita el contacto en mamíferos de la misma especie, pueden estar involucradas en el procesamiento de 'charla de bebé' y 'charla de perro', respectivamente. El investigador agrega: "No estamos tratando de argumentar que tienes que hablar con tu perro en una charla de bebé para que te ame". Pero no tienes que avergonzarte cuando lo haces.



Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
1
×
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?